https://mobirise.com/

Constelaciones Familiares

Las constelaciones familiares son una técnica de ayuda terapéutica, utilizándose para resolver problemas y patrones que se repiten y que son causados por la situación presente o pasada de nuestro sistema familiar. Las constelaciones ayudan a la persona a encontrar su posición óptima en la vida y en sus relaciones, lo que facilita la resolución de las situaciones conflictivas. Problemas que podemos intuir o sentir, pero no vemos claramente.

En un breve espacio de tiempo (pueden durar de 30 minutos a 1 hora),

la persona a través del desarrollo escénico puede comprender cuáles

son los hechos o circunstancias desfavorables que están alimentando

negativamente el proceso, y así modificarlas. La metodología es sencilla y puede llevarse a cabo en grupo o de forma individual.


En el caso grupal se eligen representantes para las personas que están relacionadas con la situación conflictiva que la persona quiere solucionar (familia, amigos, compañeros, etc.). Una vez posicionadas en el espacio terapéutico, la persona tiene la posibilidad de visualizar una imagen correspondiente a su ideario del problema, de forma que cuando se dan las dinámicas que representan el problema o el conflicto, esta misma persona puede tener la oportunidad de ver posibles soluciones, que pueden pasar por ejemplo por la inclusión en el sistema de personas excluidas en el pasado, por la reparación de relaciones dañadas o por cerrar procesos emocionales negativos todavía abiertos. La persona que constela suele finalizar la sesión con la sensación de “haber descargado un peso” (por ejemplo culpa) y de estar enfocando el problema de una forma más positiva.


Las constelaciones familiares inciden en aquello que provoca el

desorden o el problema (por ejemplo una enfermedad) debido al desorden en el sistema familiar, permitiendo la sanación mediante una reestructuración consciente de la situación. La persona que constela es guiada a la reconciliación y a aceptar a la persona que genera el conflicto. Honrar y colocar el problema o a la persona que lo generó en su lugar, es un acto que permite eliminar los síntomas y por tanto sanar la situación.


Qué asuntos podemos constelar: 


  • Problemas de pareja, con los hijos, padres, hermanos u otros miembros de la familia.
  • Problemas de relación con el sexo opuesto. Dificultades en la relación con otras personas.
  • Pérdidas y duelos. Superar sucesos trágicos.
  • Orientación en momentos de cambio.
  • Adicciones (drogas, tabaco, alcohol…).
  • Enfermedades y otros problemas físico (cuando la causa es sistémica).
  • Destinos difíciles (muertes prematuras, abortos, asesinatos, personas recluídas…).
  • Abuso sexual. Problemas sexuales.
  • Auto-boicoteo para no conseguir éxito económico, profesional, personal.
  • Dificultades personales: autoconfianza, procesos de adaptación a nuevas situaciones vitales: jubilación, separacion y divorcio, desempleo…
  • Otros temas (no quedarse embarazada, adopción, problemas en herencias, tendencias suicidas, anorexia, bulimia…)
  • Elección ó cambio de profesión ó de empleo.
  • Problemas en el trabajo.

.